Queremos fines de semana de tres días

tierra del agua

Hay una tendencia en el Consumer Health que aboga por fines de semana de tres días, y no podemos estar más de acuerdo. Os explicamos por qué es bueno además de para nuestra salud, para la Economía, tanto para las de las empresas, como para la economía doméstica. 

En el año 2007, el estado de Utah, en Estados Unidos, re definió la semana laboral para los empleados estatales ampliando los horarios de lunes a jueves, lo que significó que pudo eliminar totalmente los viernes. En sus primeros diez meses, la iniciativa ahorró al estado como mínimo 1,8 millones de dólares en costes energéticos. Menos días de trabajo equivalía a menos iluminación de las oficinas, menos aire acondicionado y menos tiempo de funcionamiento de los ordenadores y de otros equipos, todo sin ni siquiera reducir el número total de horas trabajadas. Un día a la semana, miles de personas que viajaban a diario entre su hogar y el lugar de trabajo podían quedarse en casa. Si se incluía la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero originadas por el desplazamiento, el estado calculó un ahorro de más de 12.000 toneladas de CO2 al año.

No es sólo a nivel laboral, o económico. Disfrutar de tres días sin trabajar mejoraría el esquivo equilibrio entre vida laboral y familiar, y nos ayudaría a recuperar nuestra salud mental y el bienestar físico. Asimismo, nos permitiría tener más tiempo para dedicarnos a actividades sociales, cuidar de los niños y de los mayores, y relacionarnos con nuestras comunidades. Los experimentos con horarios laborales más breves en una selección de centros de trabajo realizados en Suecia en 2015 hicieron que descendiesen las enfermedades e incluso incrementaron la productividad.

Fines de semana más amplios favorecen la economía porque favorecen el turismo, la asistencia a eventos, los viajes… y, sobre todo, el contacto, algo que se está perdiendo. La relajación y el estar en casa como una manera de disfrutar y no pensar todo el tiempo en el trabajo. Eso sí, hablamos de trabajos presenciales y de cara al público, como tiendas, o como servicios públicos, pero la duda es qué pasaría con hospitales, sector de la comunicación, deporte de primer nivel… ¿turnos para todos?

Es más que factible. Lo hemos comprobado en nuestros propios redactores trabajando fuera de casa o en casa para un medio de comunicación. El ahorro en tiempo y nervios del trayecto en coche diario, con sus atascos, es formidable. La vida familiar mejora. El tiempo empleado para enviar textos se reduce porque la creatividad con más tiempo libre fluye. Por poner unos ejemplos sencillos. Al estar más tiempo en casa uno cocina, luego ahorra realizando la compra y no comprando cocina ya hecha o encargándola. Y estamos hablando de un nivel muy básico como es un hogar.

En muchos casos ciertos trabajos requieren de oficinas en otras ciudades, o países. ¿Por qué las reuniones de trabajo siguen siendo presenciales? No hemos avanzado con Skype, y es una de las herramientas que más pueden ayudar a una empresa a ahorrar costes, y realizar las conferencias y reuniones mucho más eficientes. Hemos comprobado en varias empresas del sector del consumer health, cómo las reuniones semanales con trabajadores fuera de su ciudad ahorran tiempo, son más cortas y efectivas, y se va al grano. Nada de rodeos, cafés, charlas del tiempo…

Desde aquí apoyamos la iniciativa y ojalá entre todos hagamos que los fines de semana de tres días sean una realidad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s