Un sencillo paso para disfrutar más el presente

El equipo de Norte Psicólogos no da unas pautas claves para tratar con un tema que provoca muchas decepciones, y que las expectativas son fundamentales a la hora de esperar, sentir, alegrarnos o  enfrentarnos a situaciones, ya sean nuevas o desconocidas.

 Definimos expectativa como la esperanza  o posibilidad de conseguir de conseguir algo. A veces puede ser muy positivo tener expectativas, ya que nos mantiene optimistas y por lo tanto de mejor humor y con un saludable estado de ánimo. La importancia va a radicar en no depositar todas las esperanzas y que el humor o estado de ánimo esté solamente supeditado a  haber conseguido aquello que queríamos.

Imaginemos que nos hemos presentado a una oposición, el examen nos ha salido bien, de verdad pienso que la voy a pasar, y durante 15 días me mantengo con ese pensamiento, seguramente durante esos 15 días de incertidumbre la expectativa me ayude a disfrutar de otras cosas a estar de buen humor a valorar mi tiempo empleado en la dedicación al examen.

Ahora imaginemos que nos hemos presentado a la oposición, el examen nos ha salido igual de bien, tengo unas buenas expectativas del resultado, comienzo a visualizar  como sería el aprobarlo, los cambios en mi vida que supondría, comienzo a fantasear con mi nuevo sueldo y en que lo gastaría, no dejo de felicitarme a mí mismo porque el esfuerzo se ha traducido en un aprobado, en definitiva comienzo a vivir lo que va a ocurrir dentro de 15 días.

En el segundo ejemplo es mucho más posible que en los momentos donde piense ¿y si no apruebo? mi visión va a ser mucho más catastrofista que en el primero; pensaré que mi esfuerzo no valió para nada, la insatisfacción con mi vida y la incapacidad para conseguir algo mejor, la oscilación entre los pensamientos de verlo todo  blanco o negro va a ser mucho mayor cuantas más expectativas deposite en el examen.

En el caso de que aprobemos, la felicidad será prácticamente igual en los dos ejemplos, quizá momentáneamente mayor en el segundo ejemplo, pero en el caso de que suspenda la sensación de fracaso la sensación de no ver otras opciones va a estar mucho menos ajustada en el segundo ejemplo.

Pero no quería hablaros de las emociones que podemos experimentar una vez sabemos el resultado, quería hablaros de los 15 días donde no sé el resultado, de los 15 donde fantaseo que apruebo o suspendo, de las esperanzas que durante esas dos semanas voy a tener y su relación con el presente.

No cabe duda que mientras estamos pensando y fantaseando cómo será el futuro (fantástico o demoledor) no vamos a disfrutar de lo que tenemos delante de igual manera, de aquello que estamos viviendo en nuestro día a día sin darle importancia a aquello que no podemos controlar ya que el examen esta ya hecho y el resultado no va a cambiar.

Este ejemplo con el examen lo podemos trasladar a multitud de situaciones en la vida cotidiana, en la que la alta expectativa puede llevarnos a no disfrutar lo que estamos haciendo en el presente y a la vez a frustrarnos demasiado si los resultados no estaban acordes con nuestras esperanzas.

expectativas

Sentirse decepcionado al ver una película que llevaba esperando el estreno durante un año, y me había imaginado que iba a ser especial, no disfrutar de la compañía en un viaje que había planeado con minuciosidad y que el mal tiempo trastocóo mis planes, estar pendiente de que toquen la canción que más me guste mi grupo favorito, desear que llegue mi aniversario no valorando los detalles de mi pareja del día a día, sentir que la próxima cita con mi nueva pareja tiene que ser igual de mágica que la anterior, buscar el mejor restaurante y cuando llego buscar el mejor sitio para irse al terminar.

Numerosas situaciones que hacen que no estemos igual de atentos al camino para llegar a la meta deseada y que en ocasiones cuando se llega si no cumples nuestras expectativas a la exactitud no se disfrutan igual, por lo que perdemos al tratar de conseguir y a lo conseguido.

Disfrutar más del presente y de lo que tenemos delante es la propuesta que os hago, tomar conciencia del mundo que nos rodea más que del mundo que nos rodeara si logramos esto nos será mucho más fácil

el ocuparse más que el preocuparse.

pd, la imagen principal corresponde al Pico Urriellu, Bulnes, Cabrales, Asturias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s