‘De vagón en vagón’, eligiendo una forma diferente de viajar

Hoy vamos a poner en práctica el turismo sostenible. Vamos a hablar de elegir una forma diferente de viajar. Damos la bienvenida a Jorge Navarro Dols que nos cuenta su experiencia y las ganas de buscar algo distinto. Las señales llegan solas. ¡Bienvenido!

Viernes mediodía, salíamos de la oficina y a todo correr (como siempre) nos poníamos las zapatillas para uno de esos entrenamientos que limpian tu conciencia para un fin de semana muy activo gastronómicamente hablando. Foto en Instagram, llegar a casa, ducha y unos minutos de sofá. El tiempo justo para darnos cuenta de que estábamos viviendo otro momento clave de nuestras vidas.

Yo ya en los cuarenta y mi mujer en los treintaytantos, recién casados y con vistas a la búsqueda de ampliar familia, nos planteábamos un viaje de esos que llamamos de “tarjeta VISA en la frente”. Japón y sus costumbres, gastronomía… nos esperaban.

Sin embargo, durante esos instantes mágicos en el sofá y no me preguntes ni el cómo ni el porqué, nos dimos cuenta que este año necesitábamos bajarnos, al menos por unos días, del tren y la velocidad en la que viajamos. Llevamos gran parte de nuestra vida sin apreciar el trayecto, el paisaje, los pequeños detalles; y únicamente perseguimos impacientemente un destino y que en muchas ocasiones no sabemos cuál es.

Después de unas semanas buscando un plan alternativo, a finales de julio nos iremos a un colegio de Cuzco (Perú) con Cooperatour. Hace unos años visité Perú con una amiga, pero en otro plan (tipo el de Japón); y bien que disfruté de algún restaurante de Gastón Acurio, mercados, pisco y más pisco…y conversaciones hasta altas horas. Sin embargo, este año buscamos algo diferente.

No nos consideramos ni mejores ni peores personas que antes ni tampoco queremos ser un  ejemplo para los demás. De hecho, pensamos que vamos a sacar más nosotros de la experiencia que nuestros futuros “alumnos”. Creatividad se llama la “asignatura”; y mira que no tengo mucha mano con los niños, pero la experiencia me “pone”.

Compartiremos algo más de dos semanas con los niños, sus padres y resto de voluntarios. Muchas ganas de todo: de seguir preparándolo, de vivirlo intensamente y volver para ver sus efectos en nuestras vidas. No sabemos en qué vagón nos subiremos, pero ahora poco importa.

Muchas gracias Jorge. Toda la suerte en este viaje. A la vuelta te esperamos en Consumer Health Spain para conocer tu experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s