El verano puede ser tu momento del cambio

Fue hace un año cuando Consumer Health Spain nació. Hemos ido perfilando durante estos meses lo que queremos que sea, y ahora ha llegado el momento de fomentarlo.

No sólo para compartir con vosotros experiencias reales de slow life, slow food, slow movement, sino también experiencias donde cambiamos, donde somos conscientes de donde estamos, qué queremos y cómo podemos conseguirlo.

Puede que empezar a meditar nos haya llevado a esta situación. Puede que por fin practicar mindfulness nos haya puesto en el momento del cambio, pero lo que es cierto es que a partir del nuevo curso, que siempre suele fijarse en septiembre, vamos a compartir con vosotros más experiencias relacionadas con la sostenibilidad, con una vida más natural, con una vuelta a los orígenes y con un cambio en lo que nos rodea, en nuestros amigos, en nuestros hábitos de consumo, en nuestra forma de viajar, y en poner la mirada en aquellos proyectos que fomentan algo más que un consumo desmedido.

Parar, mirar, conocer, sentir, querer.

Hemos dicho que el verano es uno de los mejores momentos para realizar cambios en nuestra vida porque suele ser el momento en que tenemos tiempo libre y somos capaces de escucharnos a nosotros mismos. A veces en la playa, rodeados de gente, no se puede, pero seguro encuentras un momento. En nuestro caso, como enamorados de la montaña, lo hemos encontrado.

Es la fotografía principal del texto. Parece de cuento, pero es real. Está en el Tirol, en Austria, a los pies de Los Alpes, en Seefeld, un pequeño pueblo lleno de encanto, enclave olímpico y que nos ha dado el empujón necesario para volver a esta web con energías renovadas. Un lugar donde ver la naturaleza con toda su fuerza nos ha pensar en cómo estamos destruyendo este tipo de parajes.

La vida consciente es esto, darse cuenta de lo que nos rodea, quererlo, respetarlo, compartirlo, y protegerlo. Una vida tranquila se puede dar en muchos lugares, pero lo que está claro es que si tu mente y tu cuerpo no están tranquilos es imposible. ¿Qué es tranquilos? Pues no tener un horario tan estricto que vayas corriendo a todas partes. Vivir tranquilo es no tener que pensar en coger el coche y pasar más de dos horas en él para ir y volver a tu casa del trabajo. Una vida tranquila es poder ir a hacer la compra siendo consciente de lo que tu cuerpo necesita y no gastarte una fortuna. Una vida tranquila es poder salir de tu casa a pasear, a mirar, a relajarte y que tanto ruido te impida siquiera escuchar tus pensamientos.

Porque sólo tenemos una salud, y debemos cuidarla. Y empezar por calmar la mente, escucharnos, es fundamental. El estrés es una enfermedad tan real que asusta y no le damos el valor que merece. La ansiedad está más presente que nunca en nuestra vida. Relaciones poco satisfactorias, todo sin tiempo, rápido, deprisa… no escuchamos a nuestro cuerpo, no tenemos tiempo y eso no se puede consentir.

Por eso queremos apostar por nuestro lema, porque está más vivo que nunca, y porque consumir salud es positivo, bueno, deseable y será un negocio en el futuro. Démonos cuenta antes de que nos cobren por respirar o escuchar nuestros pensamientos.

¿Nos acompañáis en este viaje?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s